Iberdrola testea los parques eólicos marinos para mejorar su mantenimiento

El proyecto Prometeo es una de las iniciativa de I+D más ambiciosas de Iberdrola para parques eólicos marinos. Financiado por la Unión Europea, a través de su programa Horizon 2020 y en el que participan otras empresas europeas. El objetivo es reducir los costes de operación y mantenimiento de los parques eólicos ubicados  en el mar.

El proyecto se inició en junio de 2017. En concreto, se trabaja en el desarrollo e implantación de sistemas de monitorización de las turbinas y el análisis de sus componentes. El proyecto  desarrollará una plataforma analítica y de gestión centrada en la nube y en el Internet de las Cosas. De este modo se obtendrán datos reales basados en el estado real de la turbina y la degradación de la estructura.

De este modo, los datos recogidos servirán de referencia para los modelos de diagnóstico y pronóstico de fallos. Y como consecuencia:

  • Mejorará el proceso de toma de decisiones.
  • Aplicación de mejoras en las estrategias actuales de operación y mantenimiento.
  • Se reducirán los costes de operación y mantenimiento de las turbinas.
  • Incrementar la vida útil del aerogenerador.

Se han elegido dos parques eólicos para llevar a cabo este proyecto. En concreto, se llevará a cabo en East Anglia One (Reino Unido) y Wikinger (Alemania). En ambos, se testarán las tecnologías en condiciones reales. Las pruebas ser realizarán hasta el 2022. Contarán con una financiación de 10 millones de euros para un presupuesto de 16 millones.

El parque eólico de Wikinger, escenario de pruebas

De momento se ha comenzado con el parque eólico de Wikinger (Alemania). Un parque que posee  350 MW de potencia instalada. Está previsto que suministre energía renovable a unos 350.000 hogares, cuyo consumo equivale a más del 20% de la demanda de energía del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Asimismo el parque alemán evitará emitir a la atmósfera casi 600.000 toneladas de CO2 al año.

 

Proyecto Romeo

Deja un comentario