España espera alcancar 50GW en un nuevo plan nacional de energía eólica

España está tiene previsto acercarse al 27GW de potencia de energía eólica en 2030, según lo establecido en el borrador del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) para cumplir con el Acuerdo de París 2015 sobre el cambio climático.

Ahora abierto a la consulta pública, el borrador de 286 páginas, publicado dos meses después de la fecha límite de finalización de la UE para 2018, coloca al viento como el principal generador de energía para 2030.

Se espera alcanzar los 50.3GW de capacidad eólica acumulada para satisfacer el 34% de la demanda de electricidad, que hoy alcanza el 19% y cuenta con una potencia de 23.4GW.

El promedio del mercado eólico de que se tiene previsto es de una capacidad eólica de alrededor de 2.2GW anuales, 2019-2030.

Esto requerirá una inversión total de 236 mil millones de euros del proyecto PNIEC (la mayoría de los cuales se destina a medidas de eficiencia energética y transporte) asigna 30 mil millones de euros para energía eólica.

Cómo funcionan los aerogeneradores

La capacidad de la energía solar fotovoltaica está programada para multiplicarse 7.5 veces, desde poco menos de 5GW que existen hoy hasta casi 37GW en 2030, lo que va a necesitar de una inversión de € 18,2 mil millones.

Los planes para otros generadores de energía renovable son más modestos, la energía solar térmica es la que más crece, de 2.3GW a 7.3GW.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) acogió el borrador como “coherente” con su propia evaluación de potencial de mercado. La AEE considera que los objetivos de viento son “factibles”, dados los sitios de alta velocidad de viento que quedan y las tecnologías avanzadas de turbinas para cosechar velocidades de viento más bajas.

El borrador del PNIEC  fue redactado en esta última legistaltura, por lo que un cambio de gobierno podría provocar algún cambio. De momento, el Ejecutivo continúa  trabajando en la  agenda climática con la preparación de la Estrategia de Bajas Emisiones a Largo Plazo 2050, que ha de ser remitida a la Comisión Europea antes de finales 2019.

Deja un comentario