El teleférico, algunos de ellos podrían causar un infarto

Son obras de la ingeniería que hacen las delicias de turistas y lugareños. Los teleféricos a veces son construidos con fines ociosos, pero muchas otras el teleférico  es necesarios para conectar con el mundo o salvar accidentes geográficos. Hoy hacemos un repaso por algunos teleféricos de infarto que podemos encontrarnos a lo largo del mundo.

Se encuentra en Malasia y se llama Genting Skyway, es el teleférico más largo que encontramos en el Sudeste asiático y tiene la peculiaridad de ser el más rápido del mundo alcanzando velocidades de 21 kilómetros hora.

telefericos-del-mundo

En China es donde ubicamos este medio de transporte de un kilómetro de longitud que permite a los habitantes de Yushan conectarse con el resto del mundo. Ver las imágenes de este teleférico que carece de toda seguridad, nos hace quedar sin aliento y plantear como una autentica muestra de valentía, y quizá un poco de locura, el subir a bordo de él.

En Francia encontramos el telesilla Aiguille du Midi que se encarga de llevar a esquiadores y excursionistas desde Chaminix hasta la mismísima cumbre del Mont Blanc continuando su viaje y sobrevolando el Vallée Blanche ofreciendo un paisaje hermosísimo.

Por si no había suficientes puentes para cruzar el Támesis, Emirates Air Line abrió las puertas de un telesilla que nos ofrece unas excepcionales vistas de Londres desde una perspectiva de 90 metros de altura.

El teleférico brasileño de Pan de Azúcar recorre cada 5 minutos los 1400 metros que separan Babilonia y Urca siendo un icono de la ciudad.

En Suiza encontramos el primer teleférico de dos pisos y si, descapotable. Su destino es el monte Stanserhorn a 1900 metros de altitud, y la innovación de la arquitectura de este teleférico nos permite disfrutar de una vista de 360 grados.

El Funicular “El Alto” de la Paz, en Bolivia, es considerado el más largo del mundo y fue inaugurado en 2014. Su creación se basó en la necesidad de sortear el denso tráfico en el día a día de los bolivianos y cuenta con 10 kilómetros de recorrido.

En Canadá nos encontramos el Peak 2 Peak, que es el teleférico sin soportes  más largo y alto del mundo. Un paseo por las alturas bajo esas gélidas temperaturas, seguramente no es fácil de olvidar.

Para cerrar esta lista, hablamos del teleférico más alto del mundo, que se encuentra en Mérida, Venezuela. La altitud que llega a alcanzar es de 4.765 metros y es el segundo más largo del mundo en recorrido. Ha sido recientemente renovado en unas costosas obras que dieron lugar a su reapertura en 2015. El teleférico de Mérida cuenta con cuatro motores que alimentan el sistema  a lo largo de 12,5 kilómetros de recorrido divididos en 4 tramos.

Sin duda, la evolución en rendimiento y potencia de los motores actuales, ayudan a la creación y mejora de la seguridad de estos grandes logros de la ingeniería que nos permiten de forma segura ver el mundo desde otro punto de vista.

Deja un comentario